sábado, 3 de noviembre de 2007

Buñuelos, floretas y Toneles... ¡a levitar!

Como es tradición -y en esta casa las tradiciones gastronómicas se siguen manteniendo- el día de todos los santos terminamos la comida con los tradicionales buñuelos a los que añadí unas floretas -hechas con harina, huevo, anís y azucar- que mi hija no había probado nunca -y todo hay que decirlo- también nos apetecían a los mayores.
Para acompañar nos tomamos una copa del Moscatel Toneles de Bodegas Valdespino. Obra maestra dónde las haya: denso, casi zaíno, con ese lágrima ambarina. Nariz explosiva con notas que van desde cáscara de naranja, chocolate, dátil, hasta canela, café. Y un paso de boca inolvidable: se mastica, con una acidez impensable y largo, largo, largo. Una retronsal en el que vuelven las notas marcadas en nariz.
El placer fue increschendo hasta lograr el éxtasis con el Toneles. Realmente "di-vino".

4 comentarios:

Gabriel Haro dijo...

¡ Figura !, y luego te irias de paseo, ¿no?. Como telo pasas, eso tiene buena pinta.
Un abrazo.

J. Gómez Pallarès dijo...

Bufff...esto del Toneles es una experiencia mística la primera vez que lo pruebas y cada vez que repites. Yo también he tenido la fortuna de tomar una botella en buena compañía, también escribí sobre él y en efecto, te transporta a otra dimensión de las cosas...esa presencia, esa untuosidad, esos perfumes, esa contundencia y, al mismo tiempo, ese frescor, esa delicadeza...
Felicidades por la conjunción de floretas con toneles!!!
Joan

elbaranda dijo...

Como bien dice el amigo Gabriel disfruté de lo lindo y claro ¡de paseo había que ir a bajar el asunto!
;-))

Herr Direktor dijo...

Yo sólo he probado Toneles "directo barrica" en la bodega y prácticamente "en vena"!

Particularmente hay vinos que me hacen callar (cosa dífícil en mí) durantes unos instantes, dejarme llevar por el vino y finalmente emocionarme por poder disfrutar de, como diría Agustin Santolaya, "un trozo de historia embotellada", éste fue uno de ellos.

Me encantan tus maridajes Baranda! unos buñuelitos, con una "copita de moscatel"...