martes, 23 de diciembre de 2008

¡Feliz Navidad!






Desearos a todas las buenas gentes del mundo del vino -y a los que no lo sean también- que paséis unas Felices Navidades en compañía de los vuestros.


(El dibujo es original con firma del autor. Se hacen encargos para financiar la próxima campaña).



domingo, 16 de noviembre de 2008

¿Quién dijo que la Clematis no florecía en otoño ni...

que hubiera buenos rosados en el Priorato?.
El que lo dijera mentía ya que ambos supuestos se dan y para muestra ésta es la floración de mi Clematis este otoño en plena estepa castellana

y vistos los excelentes resultados obtenidos me estoy animando a plantar de cara a la próxima temporada unos tomates raff o una cepa de pint noir para consumo propio ;-).
Pero al igual que la Clematis florece en otoño he descubierto -ya decía mi profesor en el cole que la ignorancia es atrevida- un rosado del Priorato que nos ha encantado.
Gracias a Javier y Carlotta -peregrinos enológicos dónde los haya- tuve la oportunidad de probar Giné Rosat 07 de las bodegas Buil y Giné.
Bodega que extiende sus dominios a elaboraciones en el Priorato, Monsant, Rueda o Toro, pero centremonos en este rosado.
De la D.O. Priorat está elaborado con Garnacha y Merlot en depósitos de acero inoxidable en los que permanece dos meses sobre sus lías. Graduación 13.5%.
Por cierto, y como curiosidad, presenta tapón de rosca.

Cata:
En vista muestra color frambuesa con menisco cardenalicio. Limpio y brillante. Atractivo.
En nariz aromas a fresas y frambuesas, notas florales y apuntes minerales.
En boca desarrolla buenas sensaciones, es agradable y fresco. Muestra una retronasal marcada por las notas de flores y frutas rojas.

En definitiva un rosado con una vista preciosa que predice un conjunto de nariz y boca fresco y atractivo.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Un blanco del Priorato con coupage interesante



La verdad es que me llamó la atención nada más saber de su existencia: Il.lia 2005 de Devinssi.
Blanco de la D.O.Q. Priorat, elaborado con cepas viejas de las variedades garnacha blanca, macabeo, pedro ximenez y trepat blanc.
Elaboración:
Prensado directo, escurrido y desfangado en 24 horas.
Fermentación a temperatura controlada durante 21 días.
Crianza de tres meses en barricas de 225 l. de roble americano y húngaro de tostado medio.
Graduación: 14%

Cata:
De color amarillo oro viejo con un menisco dorado. Se muestra limpio y brillante, con lágrima fina y densa.
En nariz, notas de miel, orejones, fruta amarilla, minerales -pizarras-, plátano maduro y frutos secos. Limpia y sin defectos.
La boca es potente, con excelente acidez. Ligeras notas licorosas y una retronasal marcada por las notas de fruta amarilla y la crianza.
Muestra un ligero amargor final que no molesta y una pequeña punta alcohólica, por lo que es importante controlar la temperatura de servicio para evitar una sensación más acusada.
Realmente todo un agradable descubrimiento.

martes, 14 de octubre de 2008

IEC# 12: Un vino de otoño

La verdad es que cuando leí la propuesta de Joan lo tenía claro, y la verdad es que no se por qué, pero asocio la estación otoñal con Calzadilla Syrah, y en este caso, 99.
Personalmente no tengo el placer de conocer a Francisco Uribes Madero -cabeza visible de Pago de Calzadilla-, aunque sí he tenido la oportunidad de charlar por teléfono con él, y he de declararme enamorado de sus vinos.
Este Calzadilla está elaborado con un 100% de syrah y criado en barricas de roble francés de 300 litros en los que reposa durante 12 meses, y se redondea otros 18 en botella. Tiene 13.8º.



Cata:

En vista presenta un color rubí de capa media con menisco atejado. Lágrima fina y densa.
Nariz limpia y sin defectos en la que muestra todo su potencial.
Notas de cacao, torrefactos, carne y excelente bouquet. Elegante. Apuntes de hojarasca y monte bajo.
En boca muestra buena acidez. Es largo y con buena estructura. Apuntes golosones que no molestan e incian a seguir degustándolo.
Muestra un ligero amargor final con una retronasal en la que las notas de cacao marcan la diferencia aunque bien conjuntadas con los apuntes de torrefactos y terciarios.
En definitiva un buen vino que acompañó a unas carrilleras estofadas con arroz basmati.
Para disfrutar.

sábado, 13 de septiembre de 2008

Bebiendo de las fuentes

No, no os llaméis a engaño. No me he dedicado a beber del caño.
Hoy no he podido por menos que volver a releer distintos apartados de dos grandes obras básicas para el buen entendimiento del mundo del vino: El gusto del vino, de Émile Peynaud y Jerez, Xerez, Sherish de Manuel Mª González Gordon, Marqués de Bonanza.


Os preguntaréis a qué es debido este repentino acercamiento a las fuentes de la sabiduría vinícola. Pues la respuesta está en dos vinos que probé estos días: Abel Mendoza, Selección Personal 2000 y la Manzanilla en saca de primavera de Barbadillo, con esta tonalidad dorada, brillante y aromas salinos, a frutos secos, notas de hierbabuna, amén de una boca envolvente y punzante, con excelente acidez, larga y redonda en la que las notas olfativas vuelven a marcarse en fase retronasal en todo su esplendor.
Buscaba en los libros datos, procesos, pistas para poder extraer más características de los vinos citados por su elaboración, castas, ... ya realmente me han cautivado, amén de acompañar el primero a un osso buco de morucha -lo siento, pero no dio tiempo a sacar la foto, la peña tenía hambre- y el segundo a un rodaballo salvaje del que doy muestras en la imagen final.

jueves, 4 de septiembre de 2008

Se acabó el verano y hacemos recuento

Bueno, se acabó el verano y la verdad es que hemos disfrutado, sobre todo en agosto, de vinos procedentes de todos los rincones de esta piel de toro. A grandes rasgos hemos disfrutado con muy buenos vinos, otros no tanto y algunos de los que apenas se puede comentar algo, pero de los que se aprenden defectos.
La verdad es que empezamos apostando fuerte con un Aalto PS 1999 que realmente nos cautivó.
Preciso en vista, complejo en nariz y con potencia y estructura en boca.
El maestro Mariano sí que sabe.
Como recomendación imprescindible decantar para evitar los depósitos que pueden reducir el disfrute de este vino.

Seguimos con dos vinos de la D.O. Priorato, ambos de Cellers Devinssi en Gratallops: Mas de les Valls 2005 e Il.Lia 2004.
Lamentablemente ambos con problemas en nariz en los que los olores a pegamento -sobre todo en Il.Lia- desmerecieron su degustación y en penalizaron la puntuación del Mas de les Valls a pesar de apuntar buenas maneras.
Para cambiar de tercio le metimos mano a uno par de rosados fruto de la economía del trueque a que nos obliga la crisis económica y que llevamos a cabo Joan Gómez Pallarès y un servidor. Y la verdad es que disfrutamos con un Bárbara Forés 2006 en el que a pesar de ser un 06 mantiene esas tonalidades grosellas y reflejos azulados, amén de las notas de frutas y minerales que tanto nos hicieron disfrutar.
Etim nos pareció más vivo, frutal y alegre. Tal vez por que fuera del 2007 -lamentablemente la cinta de embalar se llevó por delante el año-. Nos gustó. Esa garnacha-syrah potenciando tanto el color como los aromas frutales del vino lo hicieron muy agradable para pasar los calores veraniegos, además de mostrar unos 14º muy bien integrados.
Como no hay quinto malo -según decimos los taurinos- y para rizar más el rizo, nos tomamos un Rejadorada Roble 2005 que realmente nos cautivó por su potencia en todos sus aspectos: visual, olfativo, gustativo y pecuniario (muestra una excelente RCP).
Pasamos la frontera y nos enfrentamos a un Douro, Quinta do Javalí Reserva 2004. Mostró buenas maneras, tal vez un pelín astringente y de mediano recorrido pero que cumplió con creces las espectativas.
Como nit de foc tenía que caer un vino valenciano y aprovechamos la ocasión de tener un vino de la última selección del club: El Vern Cr. 2005. Aunque al final no fue uno sino dos, ya que aprovechamos la última cata virtual del verano con Reymos, -la traca final- vino espumoso elaborado a base de moscatel.
Vino con un color amarillo pajizo con tonalidades verdosas. Notas aceradas. Burbuja fina y viva con escasa corona. Limpio, brillante y atractivo.
La nariz viene marcada por la uva moscatel, notas florales (pétalos de rosa), apuntes de gengibre, turrón de almendras y miel. Fresco, sutil y sin contaminaciones ajenas a la frutalidad del vino.
En boca muestra una correcta acidez, fresco, alegre y agradable de beber, con una retronasal en la que las notas frutales marcan la diferencia.
Un vino con una RCP realmente excelente, amén de la presentación... (En la dirección de Verema tenéis todos los comentarios al respecto: ).
Ahora a empezar un nuevo curso y a ver qué nos deparan los elaboradores y bodegueros para que merezcan ser cantadas sus virtudes por estos blogueros trovadores.


martes, 26 de agosto de 2008

Los olores de la mañana


Tengo por costumbre cuando tengo días de vacaciones levantarme pronto y salir a andar. Mi paseo suele discurrir entre huertas de la ribera del Tormes, el paseo fluvial y zonas de urbanizaciones. Es lo que tienen las ciudades pequeñas, que todo está a mano y tienes multitud de aromas primarios y olores que mantienen viva tu pituitaria.
Cuando amantes del vino que quieren iniciarse pregunta si es recomendable comprarse la colección de aromas y olores de tal o cual casa, siempre aparecen las mismas respuestas: vete al mercado, al campo, a la ribera y huele, selecciona los aromas, descifra la paleta de aromas que nos trae la brisa.
La verdad es que cuando paseo vas descubriendo -y memorizando- aromas a higueras, hierba seca, flores de galan de noche, tomillo, manzanilla, romero, plantas de ribera, de ramas de haya recién cortada o las notas balsámicas de los abetos, ... pero también olores de agua estancada, de sudor, de tierra quemada, de gasolina, o de podredumbre ... que van enriqueciendo tu colección particular.
Por cierto, si alguno de vosotros quiere acompañarme, está invitado.

viernes, 22 de agosto de 2008

Sufeando en la red estival

Estaba esta mañana viendo las noticias en elmundo.es y me llaman la atención dos de las propuestas del suplemento ocholeguas, dedicado a viajes y vacaciones.
Por una lado la propuesta de la Ruta por la Barcelona literaria, ideada por el Gran Hotel Torre Catalunya, y que recorre los escenarios por los que transitan los protagonistas de La Sombra del Viento y de La Catedral del Mar.


Ambas novelas me encantaron y tengo una deuda pendiente con Barcelona, que espero solventar pronto y recorrer las calles, plazas e iglesias que se describen en ambas obras.

La segunda noticia viene referida a un viaje, una actividad y un vino: Viaje a la Costra Brava, actividad: submarinismo y el vino de la bodega chilena Viña Casanueva madurado en el fondo del Pacífico trasladado al Mediterráneo.
La verdad es que las tres propuestas son atractivas, aunque yo prefiero que algún buen samaritano me saque el vino de las profundidades.

miércoles, 20 de agosto de 2008

De lo leído y bebido en vacaciones

Este año cometí el error de no llevar ninguna botella de vino al descanso levantino, y así nos fue.
Lo único potable que pude probar fue un Enrique Mendoza 2004 Pinot Noir de color ribí y menisco atejado con una nariz algo huraña en el que las notas a frutas rojas, pétalos secos de rosa y notas ligeramente licorosas no nos descubrieron un pinot noir al uso.
Del resto bebido destacar un Castillo de San Diego 2007 que era el único blanco que tenían de la ultima añada. Eso sí, a 12,5 € la pieza. ¡Y luego queremos que se consuman vinos de la zona! ¡Pero si no los tienen!. Perdón, sí, me ofrecieron un Moscatel de la Marina del 2004 que ya daba un ligero tufillo a cadáver.
Afortunadamente paliamos la sequedad vinicola con buena literatura: El asombroso viaje de Pomponio Flato de Eduardo Mendoza hizo las delicias playeras. Muy bien escrito y ambientado en la Palestina ocupada por Roma aparecen como co-protagonistas Jesús, María y José en de una novela con buenas dósis de humor y cuya trama se centra en el esclarecimiento de un crímen. Os la recomiendo.
De vuelta a Salamanca las cosas empezaron a enderezarse -salvo por el trabajo acumulado durante esos 15 días playeros-: Llegó el pedido de Verema que empezó a ser devorado con ansiedad.
Por su orden comenzamos degustando el Muga Rosado 2007 y pasando -hasta el día de hoy- por un verdejo de los Hermanos Lurton 2007.
Y como no podía ser menos, disfrutamos y descubrimos a un autor ingles Graham Swit del que os recomiendo la lectura de su último libro Mañana. Para los que rondamos los 50 refleja situaciones ya vividas que hacen que su lectura se fácil, amén de contar con una prosa fluida y ágil.
En fín, aunque a 36º a la sombra, estamos disfrutando de entretenidos libros y excelentes vinos.

sábado, 2 de agosto de 2008

Lo siento, pero hoy no puedo



La verdad es que hoy iba a actualizar el blog hablando de libros y vinos, pero al abrir el periódico y ver la sonrisa irónica y satírica de un asesino de 25 personas me he sentido mal, muy mal.
El sólo saber que a este asesino le ha costado una pena de menos de un año de cárcel por asesinado y que los poderes ejecutivo, legislativo y judicial no hayan hecho todo lo posible para que esto no sucediera me hace sentir vergüenza.
El matar sale barato para depende quién y esto rompe con mi concepto de democracia. No puede ser posible que en el siglo XXI y en un país europeo sucedan este tipo de cosas.
Hoy, si cabe, me siento más cerca que nunca de esas 25 familias a las que han perdido a un ser querido a manos de este asesino.
Sólo deseo que no vuelvan a suceder casos tan lamentables y dolorosos como éste.

sábado, 26 de julio de 2008

El retorno


El problema de irse de vacaciones no es la organización de la ida, sino todo el trabajo acumulado que te espera a la vuelta, y esa es la razón por la que no he podido introducir nuevas entradas.
Después de dos semanas en la costa levantina hemos vuelto con las pilas cargadas para enfrentarnos a un nuevo curso, con nuevas ideas y proyectos que esperamos se lleven a buen puerto y haciendo propósito de enmienda para darle más vitalidad al blog, aunque el tiempo es el que hay.
De vinos y gastronomía sólo mencionar la falta de preocupación en la gran mayoría del sector hostelero por la introducción de los productos de la tierra. Sólo mencionar que en una de nuestras salidas al solicitar un blanco para acompañar un arroz y ¡sorpresa! a elegir Moscatel de la Marina o Castillo de San Diego. Eso sí el Moscatel de la Marina cosecha 2005 ¡asssuuuucarrr!
Por suerte en una tiendilla del pueblo pillé un Enrique Mendoza 2004 Pinot Noir que palió, si cabe, la desidia general.
Afortunadamente estamos en casa, con el último lote de Verema para manumitir y otro pedido de champagne que espero haga esta retrée menos dolorosa.
Desde la Extremadura Castellana, seguiremos informando.

domingo, 22 de junio de 2008

Acabando con la temporada

Bueno en estas fechas pasamos de tomar tintos y nos concentramos más en blancos, rosados y espumosos, pero no quería dejar pasar la oportunidad de comentar uno de los últimos vinos tintos que hemos probado y que, en nuestra opinión, lo hemos encontrado más inmediato, fresco y frutal que otros años: Beryna 2006, elaborado por Bodega Bernabé Navarro dentro de la D.O. Alicante.
Elaborado con un 60% monastrell y un 40% por un coupage de castas como tempranillo, cabernet sauvignon, syrah y merlot.
La crianza la ha realizado durante 11 meses en barricas nuevas de roble francés.
La graduación marca 14,5%.

Cata:
En vista muestra una capa alta de color picota con un menisco cardenalicio, limpio y brillante. De lágrima fina y densa.
En nariz nota de fruta negra (ciruela) y roja, con apuntes compotados y balsámicos (regaliz), amén de dejes torrefactos y avainillados.
En boca muestra una buena acidez. Potente, agradable y goloso. Con un buen recorrido que incita a repetir y un ligero amargor final que no molesta.
En retronasal se marcan de nuevo las notas balsámicas y compotadas.

En definitiva el vino nos ha gustado y recomendamos recatar en los próximos meses ya que estamos convencidos de su mejora. Nos ha recordado a la añada del 2003, frutal, fresca e inmediata para degustar, aunque con una excelente evolución en el tiempo -aún guardo una botella- que pienso ha de ser la línea de este vino.


miércoles, 18 de junio de 2008

Monastrell, bendita monastrell

No se si será porque nuestro viaje migratorio hacia el sureste está cada vez más cercano o que me estoy aclimatando, pero siento una necesidad imperiosa de probar vinos elaborados con esta casta que tantas satisfacciones me ha dado.
En este caso probamos dos vinos de la D.O. Alicante en el que la base de su composición es la uva monastrell.
Borrasca 2001.
Elaborado por Bodegas Salvador Poveda con un 100% monastrell en la Finca El Pou, al W de Monovar, de un viñedo con 35-40 años de edad y una plantación de 1.600 cepas por Ha.
Obtiene un rendimiento de 1.700-1.800 kg. por Ha en un terreno de secano, calizo, arenoso y mezclado con piedra.
Realiza un agricultura tradicinoal sin adición de productos químicos ni herbicidas, con un azufrado ocasional y un abonado orgánico que realiza cada 3/4 años.
La vendimia es manual en cajas y realizada en una sola jornada.
La fermentación es espontánea por medio de levaduras autóctonas con 30 días de maceración.
La crianza es realizada en barricas de roble francés de 500 y 300 l. durante 20 meses, elaborándose un total de 11.500 botellas en esta añada.
Graduación: 14.5%

Cata:
En vista muestra un color picota central evolucionando hacia un cromatismo de rubí y teja según nos acercamos al borde. Lágrima densa y fina.
En nariz aromas a frutas rojas en licor, ahumados, carne, notas minerales y balsámicos (regaliz).
En boca manifiesta notas licorosas. Equilibrado y con mediana acidez.
Retronasal marcada por las notas balsámicas y un ligero amargor final.

Interesante vino que no desagradó y que posiblemente volvamos a degustar.


Buen vino de Cádiz... ¡y tinto!

Bueno, a lo largo de estos días y entre tormenta y tormenta, hemos disfrutado con una serie de vinos muy interesantes a cual más distinto. De momento descubrimos este buen vino andaluz.
Taberner 2005.
Vino elaborado por Bodegas Huerta de Albalá dentro de la denominación V.T. de Cádiz
Composición: 80% Syrah y el resto Merlot y Cabernet Sauvignon.
Crianza: 1 año en roble francés.
Graduación: 15%
Cata:
En vista presenta color picota de capa media-alta con lágrima densa y menisco rubí.
En nariz aromas a mermelada de ciruelas, tostados y torrefactos. Notas de chocolate blanco, goloso. Flores azules (violetas). Notas ahumadas y laurel y apuntes de incienso. Complejo.
En boca muestra una correcta acidez siendo recomendable no bajar de 16º la temperatura de servicio.
Vino equilibrado, goloso, con una retronasal marcada por las notas balsámicas y torrefactas. Buen paso de boca y de buen recorrido.
Fue maridado con un osso buco de ternera de Morucha resultando excelente la aportación de la gelatinosidad del plato con la buena acidez del vino.
Quizá lo que peor tenga sea su precio, sobre los 18 €, pero lo considero un buen vino y un gasto asumible. Opinión que no deja de ser totalmente personal.


miércoles, 4 de junio de 2008

Tarde de Copas

Gracias a la invitación de Narciso y Manolo de La Tahona Delicatessen, tuve la suerte de asisir a una demostración de cómo un vino puede se uno y trino a la vez dependiendo del tipo de copa en la que se sirva. La muestra la realizaba Joan Gané, si no recuerdo mal, de Euroselecció (distribuidor de Riedel a nievel nacional) y la cosa tuvo su aquel.
Teníamos sobre el mantel 6 tipos de copas:















1.- Chardonnay colección Restaurant
2.- Viognier colección Restaurant
3.- Cabernet S. colección Restaurant
Una copa definida como Jocker (Princesa)
Singel Malt Whisky colección Vinum
y una copa Nebbilo colección O-Riedel


Y la presentación fue así:
Probamos un Louro do Bolo de Bodegas Rafael Palacios, 100% Godello, D.O. Valdeorras y con 13,5% en las copas con los números 1 y 2 en las que el vino lo encontrábamos -la gran mayoría- mejor en nariz en la primera que en la segunda copa, pero en boca la amplitud de matices y la elegancia aparecía más marcada en la copa nº 1.
En la Jocker ni olía ni sabía, y de todos es bien sabido que es una de las copas más utilizadas en la hostelería nacional. El vino podía haber pasado por un Don Simón sin más.



El segundo vino que probamos fue un Roda 2004 en formato magnum que probamos en las copas número 1 y 3, mostrándose mucho mejor con más riqueza de matices en la copa número 3.
En la Princesa, ni estaba ni se le esperaba al vino.





Pero quizás lo más llamativo, al menos para mí, llegó a la hora de probar un whisky de malta -lamentablemente no me acuerdo del nombre- en las dos últimas copas con un resultado sorprendente. Si tomamos el whisky en la copa, vamos a llamar "cardhú" los alcoholes molestaban en nariz haciendo la degustación molesta, pero al tomar el whisky en la copa Singel Malt de Riedel no sólo se apreciaban mucho más los matices sino que ese molesto alcohol no existía debido al diseño propio de la copa.


Entrañable tarde que terminó con un whisky, chocolate de Oriol Balaguer y buena compañía.

Las fotos han sido tomadas de la web de Riedel, Distribuciones Modenes, Vinisimus y La Guardia de Navarra que espero no me cobren el copyright.

lunes, 26 de mayo de 2008

Vermentino di Sardegna


La verdad es que uno no espera encontrase vinos de Cerdeña en esta parte de la península ibérica, pero cual ratón bodeguero encontré una botella de Cantina Argiolas bajo el nombre de Costamolino 2003 dentro de la denominación Vermentino di Sardegna.
Está elaborado con un 100% vermentino, uva blanca, caracterizada por su carácter fresco y aromático, y con una graduación de 13,%.

Según la bodega la uva es recogida y refrescada a 12-14º, fermentando a temperaturas de entre 10º a 18º y realizando el proceso en 20 días. Tras la terminación de la fermentación y una breve decantación el vino es conservado a baja temperatura bajo gas inerte en depósitos de acero inoxidable hasta su embotellado.

Cata:
En vista presenta tonalidad amarilla dorada. En agitación sensación acerada. Brillante y con lágrima fina y densa.
En nariz despliega aromas a piña madura, melocotón, notas cítricas y apuntes de oblea y miel.
En boca muestra acidez media de buena intensidad. Retrogusto marcado por la fruta amarilla madura.
Se muestra cálido y untuoso.

En conclusión un vino interesante del que no pensaba encontrar nada -la ignorancia es atrevida, decía un profesor mío-, pero que ha mostrado una buena evolución.
Como despedida un tema soul reavivado por la voz de la galesa Duffy -al menos que nos alegre la realización de la declaración sobre la renta-. Que ustedes lo disfruten
video

domingo, 4 de mayo de 2008

Tobelos 2007 FB



Vino elaborado por La Encina Bodegas y Viñedos en la D.O.C. Rioja con uva viúra y con una crianza de 6 meses en barricas nuevas de roble francés.
Graduación: 12,5º
Cata:
Vista: Muestra color pajizo con menisco alimonado. Limpio y brillante, si bien presenta notas de carbónico en un inicio.
Nariz: Notas de fruta amarilla (piña), orejontes, apuntes de mantequilla fina y ligeros tostados. Madera bien integrada a pesar de estar recién salido.
Boca: Excelente acidez, goloso, se deja querer.
Mantiene una retronsal con las notas de crianza sobre lías y apuntes frutales.
Vino de buen recorrido y un punto de ligero amargor final.
Maridó muy bien con atún rojo a la plancha con salsa de soja.

Hay que reconocer que no sólo saben hacer bien los vinos tintos en La Encina -Tobelos Garnacha-, sino que La Rioja vuelve a tomarse en serio la elaboración de blancos y no hay más que ver elaboraciones como Ribaguda, Remelluri o los clásicos Tondonias.

jueves, 1 de mayo de 2008

Patio 2006 de Samuel Cano

Segundo vino que pruebo elaborado por Samuel Cano, viticultor, bodeguero y buen amigo -del que oiremos hablar cada vez más, sin duda alguna-.
Vino elaborado con syrah principalmente y una pequeña aportación de cabernet sauvignon de viñedo jóven aunque con los trabajos en verde realizados se redujo la producción: primero poda en verde y en envero y maduración.
La elaboración fue artesanal, despalillado a mano y fermentación en barrica de roble puestas de pie a modo de pequeños depósitos.
Entre premaceración, fermentación y maceración trascurrieron unos 35 días. Después se prensó y realizó la maloláctica en barricas de roble americano usado de 4º año.
Clarificado con clara de huevo y ligero filtrado.
Graduación: 14º
Crianza: 9 meses en barrica.
Se embotelló a finales de junio de 2007.


Cata:
En vista muestra un color picota de capa media-alta con menisco cardenalicio. Lágrima fina y viva. Limpio y brillante.
En nariz notas de fruta negra compotada, ahumados, monte bajo -tomillo-, apuntes lácteos, chocolate y cacao, notas terrosas y regaliz.
La boca se muestra marcada por los balsámicos -regaliz y cacao-, manteniendo las notas ahumadas.
Muestra buena acidez, equilibrado, sin aristas, con taninos golosos. Elegante, con un ligero amargor final que no molesta. De mediana intensidad.
En resumen un vino precioso en vista, con una nariz compleja, siendo recomendable oxigenarlo para que se muestre menos huraño.
Tal vez por mi condición de amigo del elaborador haya podido ser menos objetivo en mis comentarios aunque aquellos que me conocen saben que suelo ser directo, y este vino lo he encontrado distinto, con personalidad. En resumen, nos ha gustado.
¡Enhorabuena Samuel!


domingo, 13 de abril de 2008

La Bodega y Moscatel de Vinícola Hidalgo


La verdad es que después de leer La Bodega de Noah Gordon no puedo por menos que describirla como una excelente novela que he devorado casi sin respirar.
En ella he podido palpar el sentimiento de terruño, del pequeño elaborador que vierte toda su pasión en hacer realidad un sueño. En este caso su propio vino al margen de una tradición marcada por brebajes inbebibles. El no sentirse el ombligo del mundo y saber reaccionar a tiempo absorbiendo las enseñanzas adquiridas en el Langedoc.
Junto al libro he podido saborear un vino fuera de ruta como es el Moscatel de Vinícola Hidalgo. Un vino que acompaña muy bien la lectura hecha con reposo y tranquilidad, disfrutando del placer de la lectura.
De tonalidad ambarina, brillante, con notas a pasas y miel, fresco y con buena acidez acompañó unas onzas de chocolate Amatller, 70% cacao Ghana, desconocido para mí y que nos dejó una muy buena impresión. Untuoso, con un sabor pleno a cacao que te llena la boca y un ligero amargor final muy sutil pero crea adicción.
Bueno, ya lo decía la gran Celia Cruz "Aaaaazuuucar", y es que tengo que reconocer que uno es golosón, golosón.

martes, 1 de abril de 2008

La vuelta del Padre Putas

¡Qué nadie se escandalice que no voy ha tocar temas escabrosos!
Ayer celebramos en Salamanca lo que mundialmente es conocido como el Lunes de Aguas, tradición cuyos orígenes se remontan al siglo XVI cuando el rey Felipe II dicta unas ordenanzas según las cuales las prostitutas que habitaban en la Casa de la Mancebía local debían de ser trasladadas, durante la Cuaresma, fuera de la ciudad, para que los hombres, sin la presencia de la "tentación", evitasen caer en el pecado de la lujuria.
A partir del Miércoles de Ceniza dichas meretrices eran trasladadas al otro lado del río Tormes. Hasta el primer lunes después del de Pascua permanecían bajo la custodia del Padre Putas (clérigo encargado de vigilar, cuidar y atender a las prostitutas). En esta fecha éste las conducía de vuelta a la ciudad, vitoreado por una multitud de estudiantes que no ahorraban en hornazo, bebida y bailes para celebrar la llegada de estas cortesanas con una fiesta en las riberas del Tormes y barcas engalanadas.

En este día la ciudad queda vacía y solemos reunirnos con amigos y familiares en el campo, parques o jardines para degustar tamaña exquisitez -no exenta de riesgos para aquellos que arrastran problemas con el colesterol, ¡pero qué coño, un día es un día!-.

Pero claro el hornazo no puede tomarse sólo y se debe acompañar de buenos vinos que hagan justicia a las "tajadas" de lomo, chorizo, jamón, huevo,... y nosotros no fuimos menos, regado con un Patio 2005 de Bodegas Samuel Cano -potencia, estructura y a la vez frescura. Está excelente- y Comenge Cr. 2004, uno de los mejores Riberas que he probado y que realmente sorprendió a propios y extraños.

En fin, y eso dió todo de sí. El año que viene más... hornazo.